Jorge Murillo

En absoluto. Me niego a que me etiquetéis como el hermano de Amalia y punto. Yo soy mucho más.

Soy un alma libre.

Un soñador.

Un fotógrafo en formación y futura explosión de creatividad.

Siempre me enredo y me enredan, como mis rizos por las mañanas. Siempre entre lo que se espera de mí y lo que yo quiero hacer. No ha sido fácil cambiar la arquitectura por la fotografía y convencer a mis padres de volver a Barcelona para dedicarme a eso. Al menos Amalia estaba aquí así que no ha supuesto mucho más gasto, que tampoco andamos sobrados.

Ella es la estricta de los dos, pero a la hora de la verdad, acabo siendo yo el tradicional ¡quién se lo imaginaría!

Anuncios